Usted está aquí: Inicio Blog Ideas que Valen Dinero Desarrolla y Emprende tu Propia Guardería Infantil

Martes21 Noviembre 2017

Desarrolla y Emprende tu Propia Guardería Infantil Featured

Si te gustan los niños, tienes paciencia, espíritu emprendedor y quieres entrar en un sector con un gran potencial de desarrollo, no lo pienses más y abre una guardería. Desde una inversión no mayor a 1600 dólares, si cuentas con local propio, puedes crear tu propio negocio y ofrecer un servicio donde la demanda es aún mayor que la oferta.

El sector de las guarderías ha dejado atrás la época de crisis que vivió durante la década de los noventa y hoy mira al futuro con gran optimismo. Las perspectivas para las guarderías son muy prometedoras porque la demanda de los padres de estos servicios va a seguir aumentando. Uno de los factores que va a ayudar a ello es la convicción cada vez más generalizada de que es muy beneficioso para el desarrollo físico y psíquico de los niños que acudan a centros educativos desde temprana edad. Además, otros factores socio-demográficos van a favorecer el negocio.

Mi propia guarderia

En el mercado actual no está demás asegurar que “la incorporación de la mujer al mercado laboral ya ha beneficiado el sector pero en los próximos años se va a notar más. Los abuelos ya no estarán tan cerca ni tan disponibles y los servicios domésticos particulares serán cada vez más caros y escasos”. Si a todo esto le añadimos que el aumento de la inmigración ha ampliado el mercado potencial, que las medidas de los gobiernos parecen cada vez más encaminadas a que sean otros agentes sociales quienes abran los centros y que cada vez haya más ayudas para los padres y empresas (desgravación del 10% en el impuesto de sociedades) la conclusión es clara: montar hoy una guardería puede ser una opción de negocio muy rentable.

Claves para sobresalir

“Los centros que se constituyen a partir de ahora van a requerir una inversión mayor para dar un servicio diferenciado que supere a lo que ofrece la competencia y el sector público, que ya de por sí es bueno”. Además, los gastos de personal de un centro de educación infantil son elevados. Así que para poder superar los duros inicios, busca servicios alternativos que te ayuden a aumentar tus ingresos y ten en cuenta los siguientes consejos. Amplitud de horarios. Abrir desde muy temprano y hasta muy tarde, no sólo te va a ayudar a dar respuestas a las necesidades de los padres trabajadores. También te permitirá aumentar los ingresos ya que durante las horas en las que los colegios están cerrados puedes acoger a niños mayores cuyos padres no pueden ocuparse de ellos. Esta premisa es igualmente válida para los meses de verano. Por ejemplo abrir centros todo el año. Aunque durante la época de vacaciones la demanda baja, muchos padres siguen necesitando esos servicios porque tienen que seguir trabajando. Durante estos meses también puedes ofrecer actividades alternativas para niños más mayores que ayuden a suplir las bajas de los de 0 a 3 años.

Atención completa. Los padres valoran mucho la calidad de los centros que se van a ocupar de sus hijos. Y suelen apreciar que éstos dispongan de un servicio de comedor casero, de pediatras propios (en algunos casos), de materiales educativos y de apoyo adecuado, etc. No satisfacer esta demanda es arriesgarse a perder muchos clientes en manos de la competencia, así que no lo hagas. El servicio de comedor casero es un valor añadido. Se controla la calidad de los alimentos, se preparan en el acto y es posible responder a la demanda de dietas especiales. No obstante, si no dispones de espacio en tu local o prefieres externalizar este servicio para ahorrar costes y complicaciones legales, puedes contratar un servicio de catering. Que la calidad sea tu diferencia. Otra de las razones que pueden llevarte a entrar en el sector es la mala calidad de muchos de los centros que están operando y que no se habían adaptado a la nueva normativa o necesidades. Aún se siguen viendo centros donde da pena entrar. Son tristes, oscuros, pequeños e inaccesibles para los padres. Si quieres competir con garantías de éxito, no escatimes en la decoración ni en los materiales, busca un local que sea agradable y deja que los padres comprueben lo maravilloso que es tu centro.

Sería otro agregado disponer de una escuela para padres donde se realicen conferencias sobre aspectos educativos o servicios complementarios como aquel donde los padres pueden asomarse siempre que quieran a Internet para ver cómo están sus hijos. Además recuerda que en este negocio el boca a oído es la mejor arma de publicidad: un cliente insatisfecho puede acabar con todo tu prestigio en el barrio. Busca una ubicación adecuada. Según los empresarios del sector, encontrar el local idóneo es la tarea más difícil a la que tendrás que enfrentarte.

Conseguir local es bastante complicado, sobre todo en las grandes ciudades y en los complejos habitacionales, donde existen muy pocos que, por ejemplo, cuenten con patio exclusivo. Por tanto, lo primero que debes hacer es localizar esa ubicación. Lo mejor es dirigirse a un complejo habitacional en la ciudad, donde haya una mayor concentración de jóvenes y a barrios que no sean económicamente deprimidos. Pero ten en cuenta que en estas zonas la competencia será mayor y que, tras unos años buenos, puedes quedarte sin clientes.

Aspectos legales a tener en cuenta

Si estás pensando en abrir un centro de educación infantil, conviene que estés muy atento a los requisitos mínimos que exige la Ley para conceder las pertinentes autorizaciones.

Dependiente de las administraciones educativas

Para abrir un centro educativo para niños de 0 a 3 años es necesario obtener una licencia otorgada por el ministerio respectivo. Ten en cuenta porque, pueden tardar en concederla casi un año. Además, necesitarás una licencia urbanística de apertura que otorgan las municipalidades.

Características del local

Una de las principales dificultades para montar una guardería es que existen muy pocos locales que cumplan con los requisitos. Así que, antes de iniciar ningún trámite, localiza dónde vas a ubicar tu centro. Debe ser un local de uso exclusivamente educativo y con acceso independiente desde el exterior o un espacio dedicado para ello en tu propia casa pero sería bueno que cuente con acceso independiente. Además, si se considera la alternativa de brindar alimento casero a los niños, se debe tener 2 ambientes, uno principal donde se desenvolverá el cuidado de los menores y otro dedicado a su alimentación. Las aulas para niños menores de dos años deben tener áreas diferenciadas para el descanso e higiene y la destinada a niños de dos a tres años, un aseo con dos lavabos y dos inodoros. El centro también debe disponer de un espacio adecuado para la preparación de alimentos cuando haya niños menores de un año, y un aseo para el personal con lavabo, inodoro y ducha. Por último, necesita tener un patio para el esparcimiento.

Máximo de alumnos

Si como es lo habitual vas a disponer de tres aulas, como máximo podrás tener en tu centro 41 plazas. Este límite viene determinado por los ratios máximos que la ley establece por cada aula: ocho alumnos menores de un año, 13 de 1 a 2 años y 20 de dos a tres años para el mejor de los casos, pero de todos modos es importante que te plantees una máxima capacidad y abastecimiento dependiendo de las condiciones de tu local.

Personal docente

Si tú misma(o) eres un profesional o educador de nivel inicial será obviamente más fácil y factible que tengas la confianza de nuevos clientes, en caso no sea así tendrías que contratar personal docente. La ley exige que, como mínimo, haya un profesor más de las aulas que se tengan. Además, por cada seis clases deberá haber un maestro especialista en educación infantil. El personal estará formado por maestros especialistas en educación infantil y por técnicos superiores en educación infantil o en jardín de infancia. Por otro lado, tendrás que contratar una persona que se encargue de la cocina, si ofreces el servicio de comedor. De hecho, si das comidas es conveniente tener personal de apoyo en ese momento. Además, sería conveniente contar con una coordinadora que ayude a definir el proyecto educativo.

mi propia guarderia

La demanda de los servicios de los centros de educación infantil se va a incrementar en los próximos años.

Margen de beneficios

El margen medio del negocio está en torno al 15% hasta un prometedor 30%. En esto influirá el número de plazas cubiertas –por ejemplo, obtendrás más ingresos si hay diferentes alumnos por la mañana y por la tarde– y del precio que fijes –unos 200 soles al mes hasta unos 300, con comedor incluido.

Conceptos contables

La provisión es un concepto contable a tener en cuenta en los negocios donde, por ejemplo, hay riesgo de impago o existe la posibilidad de tener que afrontar el pago de una indemnización u obligación. Supongamos que una guardería es multada en una inspección por no cumplir algún requisito legal. El empresario no sabe cuál será la cuantía de la sanción ni cuándo se hará efectiva, por lo que la forma contable de actuar es:

  • Realizar un abono de la provisión: La finalidad de dotar una provisión es imputarse el gasto en el año en el que corresponde. Por ejemplo, si la inspección se realiza en octubre el gasto corresponde a este año aunque el pago de la multa no se haga efectivo hasta el siguiente. Si no dotáramos esa provisión, el gasto se imputaría el año siguiente reduciendo sus beneficios. Para contabilizarlo, se estima la cantidad que repercutirá como gasto en la cuenta de pérdidas y ganancias el mes en el que se contabiliza. Por otro lado, se aumenta en el mismo importe el valor del pasivo en la cuenta provisión para responsabilidades (el valor se mantendrá hasta que se liquide la provisión).
  • Cargar la provisión: Cuando se conozca el importe de la multa, se liquidará la provisión. Para ello se hace un apunte contable dando de baja el importe de la provisión y sacando el dinero de tesorería. Supongamos que la multa ha sido de 600 soles y que el empresario había hecho una dotación de 700 soles. Los 600 euros saldrán de tesorería y los restantes se contabilizarán en la cuenta de ingresos de pérdidas y ganancias (exceso de provisión para riesgos y gastos).
  • Prestación de servicios: Los ingresos son bastante regulares aunque en verano pueden aumentar porque muchos padres llevan a sus hijos a los centros para que se acostumbren a su disciplina antes del nuevo ciclo laboral. De marzo a diciembre, cuando comienza el año escolar, se suele incrementar el número de plazas por lo que es aconsejable iniciar la actividad empresarial antes. Por otro lado, en primavera hay menos ingresos y para muchas guarderías el mes de diciembre es inhábil.
  • Punto de equilibrio: El punto de equilibrio en este negocio se puede alcanzar pronto. Por ejemplo el primer año suele haber pérdidas porque cuando empiezas no tienes todas las plazas cubiertas, aunque puede haber algunos meses con tengas beneficios. Pero en el segundo año es posible consolidarse. Sin embargo, hay opiniones más optimistas que refieren a que se puede alcanzar el punto de equilibrio el primer año.
  • Inversión: La inversión inicial dependerá de la ciudad donde vayas a instalarte y de si se compras, alquilas o te pertenezca el local. Se recomienda comprarlo, aunque teniendo en cuenta que la inversión será mayor y si es propio obvio. Y también los gastos en implementación y mobiliario. Esta última partida puede suponer unos 5000 soles, aunque la cantidad será mayor si se dispone de cocina propia. Los gastos en ambientación pueden acaparar una parte muy importante del presupuesto porque los locales normalmente no cumplen con la normativa legal.
  • Servicio de cocina: Muchas guarderías contratan los servicios de un ‘catering’, por otro lado, el servicio de comedor es bastante rentable, tanto si se prepara la comida como si se subcontrata. Ten en cuenta que si decides tener una cocina propia, necesitarás contar con una persona que se encargue de forma exclusiva de la misma.

Mi negocio, una guardería

Para conseguir diferenciarse, las guarderías deben ser auténticos centros educativos

Diversificarse hacia las empresas

Hasta los negocios más tradicionales deben innovar, adaptando sus servicios a las nuevas necesidades del sector. En un negocio siempre se busca responder a esas nuevas necesidades y diferenciarse de la competencia. Para ello ofrecer servicios complementarios al mismo de guardería tal como servicio de videocámaras para que los padres puedan ver por Internet a sus hijos en cualquier momento y disponer de una ludoteca para niños de 3 a 10 años durante los meses de vacaciones son una importante diferencial. Antes de abrir un centro convine hacer un estudio de mercado podrías toparte con gran demanda de madres que trabajan en empresas y que echan de menos la posibilidad de llevar a sus hijos a una guardería cerca de su trabajo, en el sentido de ubicarte en una zona comercial centralizada. Sin embargo, buscar la diferenciación a través de la ubicación del local no es fácil porque, en algunos casos, las leyes municipales no suelen permitir abrir centros educativos o guarderías en centros empresariales. Aunque éste sector ha estado tradicionalmente enfocado a particulares, ofrecer éste servicio a las empresas puede ser una rentable inversión en los próximos años.

Nuevos mercados

Establece tu negocio en una zona empresarial. La demanda de tus plazas estará asegurada, la necesidad de los trabajadores jóvenes en empresas de tener cerca a sus hijos, puede ser, en muchos casos, compartida por sus compañeros de trabajo. Implanta y gestiona escuelas infantiles en las propias empresas. Aprovecha ésta oportunidad de negocio porque la demanda de este servicio es cada vez más habitual y aún muy pocas empresas lo ofrecen.

Relacionados con Ideas que Valen Dinero